Una puesta de sol desde el Guadalquivir

Sevilla en verano… cuando cae el sol y empieza a refrescar el ambiente, comienza a correr una brisa veraniega… ¡No hay nada mejor que disfrutar de la ciudad!

Llega la tarde, cae el sol y de fondo se puede observar como el cielo empieza a cambiar su paleta de colores, para transformarse y asombrarnos con ese anaranjado y característico tono de la tarde. El sol pasa a convertirse en una bola roja incandescente que se esconde tras nuestro río. Y ahí estás tú, disfrutando del escenario mientras navegas en crucero, en compañía de los tuyos y junto a una copa de vino, vislumbrando las maravillas que ofrece la ciudad.

¿Qué partes de la cuidad puedes conocer mientras navegas por el Río Guadalquivir? Te contamos algunas:

Durante el atardecer, surcando el Río Guadalquivir, podemos disfrutar de auténticas joyas de la arquitectura, recorriendo el paso del tiempo por todas las culturas y cambios que ha sufrido la ciudad.

Mientras navegas, podrás contemplar el reflejo de la Torre del Oro en el río, ya que su nombre se debe al reflejo del brillo dorado en el agua, atravesar el Puente de Triana y toda su historia, admirar la singularidad de Calle Betis, iluminándose al atardecer, o maravillarte con  El Costurero de la Reina, de estilo neomudéjar, y los grandes mitos y leyendas que ésta guarda.

Desde Cruceros Torre Sevilla queremos que disfrute de las maravillas de la cuidad. Puede solicitarnos toda la información que necesite, poniéndose en contacto con nosotros.