La leyenda de NO&DO

A pesar de que NO&DO es una de las leyendas más famosas de Sevilla, todavía hay algunos que la desconocen por completo. Y es que podríamos decir que es un secreto a voces, pues en diversos sitios de la ciudad de Sevilla, podemos encontrar grabado NO&DO en la piedra de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Esta leyenda esconde una emocionante historia de poder, traición, gratitud y lealtad, de uno de los reyes más recordados del país.

Alfonso X, quien fue certeramente apodado ‘’El Sabio’’, en la última etapa de su reinado sufrió a manos del pueblo e incluso de su propio hijo. El monarca se vio presionado a dejar el cargo por Sancho de Castilla, su hijo, quien contaba con el apoyo de la mitad del pueblo, y también con el de su propia madre, esposa del rey.

Este, al verse atrapado y amenazado por el ejército de su heredero, decidió huir a la ciudad fortificada de Sevilla, donde halló refugio de las viles manos de sus detractores.

Los propios sevillanos decidieron ayudar al rey, y por muchas veces que atacaron la ciudad, ésta no cedió.

Alfonso X, agradecido por el esfuerzo y tan valiosa demostración de amor, decidió hacer un valioso regalo a la ciudad: La cultura. Como era un hombre de letras, aficionado a los jeroglíficos, creó un lema encriptado para la ciudad. El lema estaba formado por NO y DO, y en medio de estas dos sílabas una especie de madeja u ocho, que completaba el significado oculto «no» «madeja» «do».

Muchos fueron los que no entendieron qué quería decir el noble rey, y por si vosotros tampoco lo habéis entendido, aquí tenéis una explicación.

No me ha dejado. A esto se refería el monarca con NO&DO. Debido a la lealtad y la protección que había recibido el monarca en la ciudad, decidió que su lema sería No me ha dejado, Sevilla no me ha abandonado y ha sido leal.

Algunos historiadores defienden que esto es solo una interpretación, y que dudan de la fiabilidad de esta leyenda. Aunque puede que la historia sea falsa, el encanto de las leyenda reside en no saber realmente su veracidad, y sea como sea, Sevilla y sus habitantes serán recordados como aquellos que se mantuvieron firmes y leales, cuando todos los demás se rindieron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.